¿MI COCHE ES DEDUCIBLE?

Escrito por isotelia 06-11-2014 en fiscal. Comentarios (0)

Para iniciar el blog, vamos a tratar de responder a la habitual cuestión de la deducibilidad de los vehículos en nuestras empresas.

Como administradores y socios únicos de nuestra pequeña empresa:

¿PODEMOS COMPRAR UN COCHE (vehículo turismo) Y HACER LA FACTURA A NOMBRE DE LA EMPRESA DEDUCIENDONOS EL IVA?

Tanto los vehículos automóviles de turismo como sus remolques, ciclomotores y motocicletas se presumen afectados en general al 50% al desarrollo de la actividad. Es decir, se supone que un coche particular se dedica como máximo las 40 horas semanales que un profesional trabaja en su empresa (ja,ja), y el resto del tiempo se dedica a cuestiones particulares, por tanto, será dedicado a la actividad y por tanto será deducible solo una parte. El 50% según la A.E.A.T.

Más allá de deducirnos este 50%, la A.E.A.T. podría solicitarnos que justifiquemos un grado de afectación a la actividad superior a este 50% (justificándolo por cualquier medio reconocido en derecho).

Ojo, Hacienda podría no obstante solicitarnos que probásemos la afectación parcial de nuestro vehículo al la actividad, aún deduciendo solo ese 50%. Pero como decimos, y tal como se expresa en la ley del IVA, este 50% es la presunción general de afectación y por tanto de deducibilidad.

¿EXISTE PRESUNCIÓN DE AFECTACION AL 100% PARA ALGUN VEHICULO?

¿Es deducible al 100% algún vehículo? Si. Vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías, los usados en trasporte de viajeros, en servicios de enseñanza a conductores, en demostraciones o promoción de ventas por sus fabricantes, en los servicios de vigilancia, o en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

Recordemos que toda presunta afectación debe de poder ser “probada”.