Blog de ISOTELIA

LA DESGANA ANTE EL 347

Hace unos días se ha presentado el modelo 347 a todas las empresas y personas físicas que estaban obligadas a realizarlo.

Dicho modelo es obligatorio básicamente para aquellas entidades o personas que hayan realizado durante su actividad operaciones que en su conjunto hayan superado 3005,06 a lo largo del año.

El modelo en sí es un maremágnum de datos y contradicciones que cambia cada pocos años incluyendo nueva información que le interesa a la Agencia Tributaria.

En ningún momento tenemos que olvidar que el fundamento del modelo es el control de la actividad económica, basándose en algo tan simple como la comparación de datos entre lo declarado por el cliente y lo declarado por el proveedor.

A esto, debemos hacer mención a la obligación de declarar cantidades percibidas en metálico por más de 6.000 euros, dato interesante para controlar facturas falsas.

Es muy difícil llegar a comprender como la mayoría de las pequeñas empresas o personas físicas con actividades de escasos rendimientos, no son conscientes de la importancia que tiene este modelo y no le tienen la consideración que deberían, no aportando la información que necesitamos a los profesionales para realizarlo. Es absolutamente imposible para las asesorías conocer la forma de pago hasta que no se han contabilizado los bancos, y aún así, en las pequeñas empresas es habitual que los medios de pagos no queden claros cuando se cierran los ejercicios. Muchas veces en las pequeñas pymes (si solo son controladas por las asesorías) solo tenemos la información del administrador de la empresa para saber si alguien nos ha pagado más de 6000 euros en metálico.

Pero si bien este hecho (pagos en metálico por tanto importe) no suele ser frecuente, si es frecuente que la misma falta de importancia que  le dan los administradores a estos pagos, la tengan con la comprobación de facturas emitidas o recibidas que en su conjunto superen los 3.005 euros.

No somos conscientes de que si declaramos en nuestros ivas y en nuestro 347 cantidades en facturas emitidas inferiores a las que realmente hemos entregado, nuestro cliente declarará y se deducirá más de lo que realmente hemos pagado de iva, y Hacienda nos inspeccionará y nos sancionará.

Y lo mismo ocurre con las compras. Si entregamos sin control facturas duplicadas o erróneas, nos deducimos y declaramos más de lo que nuestro proveedor nos ha facturado y entregado, la Agencia Tributaria nos abrirá expediente.

En ocasiones es complicado comprobar que facturas hemos recibido a lo largo del año y asegurarnos que nuestra asesoría ha declarado todas nuestras facturas emitidas, pero es imprescindible dedicarle un poco de tiempo en febrero a este modelo 347 y tenerle un poco más de respeto.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: